Está el Yoga prohibido por Iglesia Católica peligros para los Cristianos

Cualquier ciencia oculta es pecado para los cristianos, es verdad que existen peligros del yoga que está prohibido por la Iglesia Católica y Ortodoxa. ¿Es el yoga maligno? La filosofía espiritual del yoga es incompatible con la liturgia de la Iglesia cristiana. El yoga védico está prohibido porque contradice los cánones de las tres religiones monoteístas abrahámicas.

Cada tipo de yoga debe considerarse por separado, si como cristiano es importante para ti separar tus creencias de la práctica del yoga, si tienes miedo porque crees que es malo por el hecho de que el ejercicio físico se combina con prácticas espirituales, entonces el Yoga es peligroso para ti.

El yoga clásico tiene muchos estilos y variedades. Algunos tipos de yoga se basan en el entrenamiento físico, como el Hatha Yoga. Otros estilos enfatizan la meditación. Kundalini yoga se basa principalmente en el desarrollo del cuerpo. Las prácticas de respiración también son importantes en el kundalini Yoga.

Las clases de kundalini yoga suelen ser un entrenamiento físico bastante intenso, pero los practicantes tratan cada movimiento con sereno respeto, por lo que puedes tener la sensación de que estás en un templo y no en un gimnasio.

Es bueno o malo el yoga para los Católicos

¿El yoga contradice las creencias religiosas de los cristianos? Ésta de si es bueno o malo hacer yoga para los cristianos católicos y porqué es una cuestión compleja y controvertida. Por un lado, el yoga no es una religión. Estas son prácticas físicas, mentales y espirituales. En consecuencia, están dirigidas a la superación personal, por lo tanto, el yoga puede ser practicado por cristianos y musulmanes, budistas y ateos.

¿Pueden los creyentes hacer yoga? El yoga no impone ninguna idea o preferencia religiosa. El yogui busca aprender a pensar con claridad en sus acciones e intenciones, a tratar con respeto a todos los seres vivos. En principio, cualquier religión enseña cosas similares (o normas morales, para los ateos).

Los que se pueden interpretar como peligros del yoga para los cristianos, se deben a que esta ciencia y la espiritualidad están indisolublemente unidos. Por lo tanto, en el yoga espiritual se pueden ver muchas cosas que otras religiones incluido el cristianismo perciben negativamente.

Por ejemplo, desde el punto de vista del Islam, la presencia de elementos de la enseñanza religiosa hindú en el yoga está prohibida. Sin embargo, si el yoga se manifiesta solo en ejercicios físicos y, por ejemplo, se excluyen los mantras, entonces se permite tal práctica.

Los representantes del cristianismo ortodoxo consideran que el yoga y el cristianismo son incompatibles, y los católicos se niegan a ver el yoga como un medio para ganar fuerza que ayudará a transformar el corazón humano.

En general, no hay consenso. Si la filosofía del yoga contradice tus creencias cristianas, pero quieres probar algo nuevo por ti mismo, nadie te debería prohibir hacerlo. Como último recurso, puedes ver el yoga como un conjunto de ejercicios físicos y prácticas de respiración sin ningún matiz espiritual. Después de todo, los deportes no son criticados ni por los cristianos ni por ninguna otra religión.

Muchos cristianos distinguen entre la gimnasia misma, que está permitida, y la enseñanza espiritual, que no está permitida. Aunque en general un cristiano tiene prohibido compartir doctrinas, religiosas o filosóficas como el yoga, que contradigan o distorsionen las enseñanzas de la Iglesia.

Hay cristianos que también tienen una actitud negativa hacia el yoga como ejercicio. Por ejemplo, creen que el yoga es infernal, y que una doctrina que bebe el jugo de un abismo infernal no puede dar más de malos frutos. El Papa Francisco se adhiere a este punto de vista.

Yoga y catolicismo ¿Qué opina el Papa Francisco sobre practicar yoga?

¿El yoga y el catolicismo son incompatibles? El Papa Francisco dice que el yoga no nos lleva a Dios: En una homilía reciente, el Papa Francisco recordó a los oyentes que prácticas como el yoga no son capaces de abrir nuestro corazón a Dios. "Puedes tomar un millón de cursos de catequesis, un millón de cursos de espiritualidad, un millón de cursos de yoga, zen y todas esas cosas. Pero todo esto nunca te podrá dar libertad", explicó.

Si bien el yoga fue solo un ejemplo ofrecido entre muchos, el Santo Padre se refirió a un tema de gran debate entre los católicos fieles que prefieren este tipo de ejercicio. ¿Pueden los católicos participar en el yoga?

La respuesta es un poco más matizada de lo que uno podría pensar. Los católicos no deben participar en ninguno de los aspectos "espirituales" asociados con el yoga, técnicamente pueden hacer los ejercicios físicos. Sin embargo, muchas personas que practican yoga advierten que a menudo es difícil, si no imposible, separar los ejercicios de las meditaciones.

Por ejemplo, un mantra común que se repite en el yoga es "Soham", que se traduce aproximadamente como "Yo soy el yo universal". Este enfoque en el yo es contrario al enfoque en Dios al que estamos llamados. En palabras del Papa Emérito Benedicto XVI: "La oración cristiana ... huye de las técnicas impersonales o de la concentración en uno mismo, que pueden crear una especie de rutina, aprisionando a la persona que ora en un privatismo espiritual que es incapaz de una libre apertura al Dios trascendental.

Pero, ¿Es posible combinar ejercicio y oración. El Papa nos dice que sólo el Espíritu Santo puede "mover el corazón" y hacerlo "dócil al Señor, dócil a la libertad del amor". Si buscamos una paz similar a la del zen de la meditación del yoga, entonces buscamos la paz de la fuente equivocada.

Porque el yoga no es aceptado por la Iglesia Católica

Para la Iglesia Católica estás son las razones para prohibir el yoga: Las posturas no son aceptadas por malignas, según la iglesia las poses de yoga son satánicas y están imbuidas del espíritu infernal de la serpiente kundalini de esta enseñanza. San Teófano el Recluso ni siquiera recomendó aprender el idioma de un hereje, porque con el idioma la forma de pensar y mirar la vida de maestro a alumno también cambiará.

A finales de 2011 el sacerdote católico Gabriel Amorth, principal exorcista del Vaticano, dijo que el yoga es creación de Satanás. "La práctica del yoga es diabólica, conduce al mal", advirtió el sacerdote. El yoga, en su opinión, es dañino, como todas las religiones orientales, porque se basan en el falso principio de la reencarnación. Las posturas de yoga pueden crear falsas sensaciones de bienestar y ligereza en el cuerpo, pero no se debe confiar en ellas ya que son creación del Diablo".

Anteriormente, el entonces Papa Benedicto XVI también advirtió que el yoga puede "degenerar en un culto al cuerpo".

Y, sin embargo al plantear si es bueno o malo hacer yoga para los católicos o si es aceptado por otras religiones, debe recordarse que los propios yoguis desarrollaron las posturas no solo para los iniciados, sino que también se preocuparon en general por la salud, por lo que aquí podemos estar de acuerdo con el padre ortodoxo Andrei Kuraev en que mientras sea educación física y deportes, no es peligroso hacer yoga para los cristianos.

Solo tienes que vigilar el alma. También es posible, mientras estudias matemáticas, excitarte, si además de la ciencia misma, aceptas el estado de ánimo de sus creadores, que no siempre fueron cristianos.

Contraindicaciones de hacer yoga para los cristianos

Si practicas Yoga como actividad física, entonces no hay contraindicaciones para los cristianos. Y si ya sigues el camino de la práctica energética y la meditación, puede haber peligros, ya que los creyentes de otras confesiones ofrecen prácticas de la línea de las enseñanzas de la ortodoxia cristiana como el hesicasmo, sufismo el Islam, y cábala el Judaísmo.

El yoga es hindú y budista, aunque también tienen diferencias. Por lo tanto, dependiendo de las herramientas que necesites, depende de lo que entiendas por yoga. Si el yoga es un gimnasia, entonces no se contradice con tus creencias cristianas. Y si es yoga arcaico o védico, que es una doctrina sobre despertar la energía, kundalini, chakras, iluminación, absorción en dios Shiva o Vishnu etc., entonces puede interpretarse como malo y peligroso al haber contradicciones con el cristianismo y las demás religiones populares.

¿Cuáles son las causas del miedo al yoga de los cristianos?

De acuerdo con la teología católica, a nuestro alrededor fuerzas sobrenaturales invisibles están librando una guerra cósmica entre el bien y el mal, en la que los ejércitos de Satanás se han unido contra los ejércitos de Dios. A medida que se desarrolla esta batalla, cada uno de nosotros se encuentra de un lado o del otro, y solo una gran vigilancia puede salvar a los cristianos de ser seducidos por falsos profetas o fuerzas demoníacas.

Desde este punto de vista, los dioses hindúes son en realidad demonios, lo que significa que para los cristianos el pluralismo espiritual es peligroso y malo. He visitado varias veces Kerala en India, los hindúes que viven en aldeas están indignados cuando sus hijos regresan de las escuelas misioneras, a veces las únicas escuelas en el área con libros y papel, aterrorizados porque sus maestros les dijeron que sus padres, tías y tíos adoran a demonios malvados como Shiva, Vishnu-Krishna. Por muy perjudicial que sea para las relaciones entre padres e hijos, los misioneros realmente creen que están haciendo lo correcto.

Es este cristianismo basado en el miedo el que boicoteó las películas de Harry Potter y trata de eliminar los libros de fantasía de las bibliotecas infantiles. Esto se debe a que la cosmovisión cristiana se toma muy en serio la idea de la magia.

El término "síndrome traumático religioso" sirve para describir las traumáticas experiencias de muchas personas que han sufrido formas de fe autoritarias basadas en el miedo y resume la esencia de la cosmovisión pentecostal y los problemas psicológicos que plantea.

Hagamos las preguntas más fáciles: ¿Y cómo puede una persona cristiana ortodoxa o católica combinar una vida religiosa y un estilo de vida saludable? ¿Tiene derecho a esto, a estar sano en el sentido amplio de la palabra? ¿Estar sano y ser feliz contradice los mandamientos cristianos?

Se cree que uno de los lugares de origen del té es India, pero personas de muchos países del mundo lo disfrutan, a pesar de las diferencias culturales y religiosas con quienes lo criaron. India también es el origén del yoga.

Verdad o mentira: Cristianismo y yoga son compatibles

¿Cuál es la incompatible contraindicación del yoga con el cristianismo en la permanencia natural inmóvil en una posición cómoda con la cabeza vacía?

Es verdad que el yoga está prohibido para los cristianos

Si lo miramos desde esta posición, entonces los cristianos lo quieran o no lo quieran, lo sepan o no lo sepan (y la ignorancia, como los cristianos y los católicos saben, no les exime según su religión de responsabilidad), pero ellos realizan asanas (y por lo tanto yoga) de forma regular, diaria, consciente o inconsciente: en posición acostada, por ejemplo: Shavasana. De pie: Purna-padasana. Tendido de costado: Daksinasana … bien, etc. y así sucesivamente …

Dios Shiva, para los misioneros cristianos en India el demonio con cuernos (media luna creciente) la horca (el tridente) y el rabo (de la serpiente kundalini infernal) legó tal cantidad de poses que, de hecho, para cualquier posición del cuerpo que hagas en la iglesia o en tu vida cristiana cotidiana, puedes encontrarte a ti mismo haciendo una incompatible, demoniaca, maligna, prohibida, peligrosa asana del diabólico yoga hindú.

Cristianismo y shivaismo semejanzas

Aunque bien parece que la razón de esta actitud dogmática hacia el yoga de algunos cristianos es diferente y viene de "arriba", de la clase sacerdotal.

En parte, este es el miedo lógico del clero a perder su audiencia. No se trata de si el yoga es bueno o malo para los cristianos: es la competencia. En resumen: política. Quien diga que la religión no tiene nada que ver con la política, no sabe qué es la religión.

Testimonio real de Cristianismo y Yoga

¿Son compatibles la práctica del yoga y el ser buen cristiano? Me parece importante dar mi testimonio real y considerar este tema desde el punto de vista de mi propia experiencia. El tema en discusión tiene muchos planos que abordar y considerar.

Difícilmente puedo llamarme un creyente cristiano o católico en el sentido tradicional (por ejemplo, no asisto a la iglesia, tampoco sigo muchos rituales prescritos para los creyentes, etc.). Pero, puedo decir de mí mismo que debido a mis modestas capacidades, algún tipo de comprensión, entro en contacto con el cristianismo (ortodoxia) por un período muy corto de mi vida, estudio los fundamentos de esta religión poco a poco, y, tal vez, ya he tenido éxito en algo para darme cuenta por mi mismo de su compatibilidad con el yoga.

Entonces, puedo decir lo siguiente al respecto: He sentido con todo mi ser que tanto el cristianismo como la práctica de cualquier religión en mi vida son algo "externo", esto es algo que te "implantas" en ti mismo; es algo ajeno que también heredas por el hecho de nacer en un país u otro, la religión impuesta es algo contrario a tu ser.

En realidad, en el marco de una tradición religiosa particular, se propone un sistema de actitud completamente específico hacia todo lo que te rodea, además de ciertas reglas de comportamiento, prohibiciones, así como instrucciones de maestros, sacerdotes, patriarcas, papas etc. Se ofrece algo del exterior, en lo que hay que creer y aceptar plenamente, sin una pizca de duda, sin preguntas ni razonamientos.

Sentí que de una manera tan "religiosa", para mí personalmente, era difícil ser yo mismo, incluso diría que esa posibilidad simplemente estaba descartada. De hecho, se excluye la idea misma del propio desarrollo armonioso. En otras palabras, en estos casos, se excluye la idea de un sistema de AUTO-ajuste, que sí se discute en el Yoga clásico.

También puedo compartir que mientras continúo, por ejemplo, el estudio de la Biblia y el Talmud, los fundamentos de la ortodoxia y el cristianismo, siento que cuanto más profunda y concentrada se vuelve la práctica del yoga, más claramente siento que confío en algo DENTRO de mí mismo, sobre qué algo interior un "núcleo" se manifiesta cada vez más para mí.

Y, por ejemplo, comencé a leer la Biblia y estudié la Cábala de una manera completamente diferente, leí el Antiguo y el Nuevo Testamento de una manera diferente, lo que resonó en mi corazón hace algún tiempo. Parece que todo esto está empezando a desvanecerse en un segundo plano, que el yoga está reemplazando a todas estas cosas, o al menos transformándolas en una certeza espiritual.

Es difícil para mí transmitir los sentimientos que estoy experimentando ahora, pero puedo decir inequívocamente que el yoga es muy suave e imperceptible, pero al mismo tiempo cambia radicalmente mi sentimiento y comprensión de esta mi actitud hacia la religión, hacia Dios, dándome la oportunidad de distanciarme de estos fenómenos.

En este sentido, el yoga para mí era la única forma aceptable, un método de trabajo tanto con la mente como con el cuerpo y, como resultado, el único método de superación personal, autoajuste que no he observado cuando he estado en contacto con tradiciones de naturaleza religiosa. Por ejemplo, en la religión cristiana, el tiempo para trabajar con el cuerpo simplemente no se da de acuerdo con las actitudes y necesidades de las personas.

Pero al mismo tiempo, también puedo señalar lo siguiente: mi experiencia muestra que para muchas personas con las que me asocié en el marco de la práctica del servicio devocional católico, tal práctica era simplemente una salvación de la vida en la que estaban metidos antes.

Esto les ayudó de muchas formas a cambiar ellos mismos y sus vidas. Por supuesto, todo esto también es muy subjetivo, cuánto ha cambiado su vida, bueno, al menos dejaron hábitos negativos. ¿Está bien? Me parece que, en cierto sentido, este es un resultado positivo de ser católico. Lo mismo se aplica a las personas que han descubierto la ortodoxia cristiana.

Resumiendo lo dicho sobre si son compatibles cristianismo y yoga, puedo responder a la pregunta en discusión de esta manera: mi experiencia da razones para decir que el yoga y cualquier religión, en general, pueden superponerse de una forma u otra, pero también testimonio que es en un sentido muy convencional de la palabra.

Profundizando en la práctica, para mí personalmente, el yoga llena cada vez más el espacio en el que había un lugar para esas variantes de manifestación de la religiosidad, de las que hablé anteriormente.

Además, creo que la religión cristiana y otras son una cierta forma de trabajar con la conciencia, un cierto método de superación personal. Sin embargo, difícilmente se puede decir que el cristianismo sea universal y adecuado para todos y cada uno ya que demoniza todo lo que es diferente. En este sentido, es el yoga el que brinda a todos la oportunidad de volver a sí mismos, la oportunidad de convertirse en ellos mismos.

Agradezco a todos los que leyeron este mensaje hasta el final. Mi consejo: practica meditación, haz yoga, se un buen católico, cristiano ortodoxo, musulmán, judío, budista, sin señalar como peligroso y errado lo que hagan o lo que crean los demás. No creo en un Dios Padre con hijos predilectos.

Lo malo de las religiones es que no puedes ser de todas a la vez. Y siendo así, tienes seguro ir al infierno. Si eres musulmán, según cristianos y judíos eres un infiel; si eres cristiano, según musulmanes y judíos no crees en Dios verdadero; si eres judío, según los cristianos y los musulmanes, unos por no creer en Jesús, y otros por no orar a Alá, no profesas la verdadera fe. Y lo peor y más triste es que todos creen tener razón y estar en la verdad única, nadie desde hace 2000 años da su brazo a torcer.

¿Por qué es peligroso el cristianismo o quién se beneficia de los 10 mandamientos? Hablemos del impacto psicológico del cristianismo.

Escribir sobre el cristianismo es difícil: el tema es vasto, controvertido y para muchos también es muy doloroso. Por lo tanto, al contrario de los cristianos-católicos que insultan a los que hacemos yoga, un servidor va a elegir cuidadosamente las palabras y a suavizar ciertos puntos, que deberían haberse dicho con mayor dureza.

Cristianismo Ortodoxo y la Iglesia Católica contra el Yoga o por qué es peligroso el cristianismo para el Yoga.

Parece haber una campaña orquestada desde las altas esferas del Cristianismo Ortodoxo y la Iglesia Católica contra el Yoga. ¿Porqué ese afán de calumniar al Yoga calificándolo de obra del diablo y etiquetándolo como muy peligroso? A ningún hindú, sea yogui, maestro del yoga o persona nacida en India se le ocurre preguntarse si es peligroso el cristianismo para los que hacen yoga. Es hora de desacreditar los delirios que están profundamente arraigados en nuestra vida diaria y, al pasar desapercibidos, socavan la paz mental.

Por favor, que nadie tome este artículo como una crítica en aras de la crítica al cristianismo ni al catolicismo. La tarea del sitio y, en particular, de este artículo es establecer algunos hitos por los cuales será posible navegar en la búsqueda de la felicidad personal y la tranquilidad. El cristianismo ha tenido un impacto profundo en nuestra cultura y muchos de los problemas mentales que todos enfrentamos son generados por él, de eso es de lo que hablaremos.

Para empezar, el cristianismo, como cualquier religión, no tiene nada que ver con Dios. El cristianismo habla de Dios, pero no tiene una conexión directa con él. Este es exactamente el caso cuando conviene recordar que solo quien las comió tiene derecho a hablar sobre el sabor de las fresas. Entonces, los creadores del cristianismo no comieron fresas.

El cristianismo, como enseñanza sistematizada, no surgió de manera espontánea ni repentina, se creó, y no solo así, sino con fines prácticos muy concretos. Como dice Nietzsche, solo había un verdadero cristiano: Jesús. Si no es un mito, Jesús encarnó el cristianismo: era cristiano. Y todos los que más tarde estuvieron bajo la bandera de la nueva religión solo creían en el cristianismo.

Recuerde el motivo principal del Tao Te King: el Tao que tiene un nombre no es el verdadero Tao. De manera similar, el cristianismo, al expresarse en palabras, pierde todo significado. No hay palabras ni signos que puedan transmitir el estado interior de Jesús: simplemente vivió y se mostró a sí mismo como un ejemplo de la salvación del alma. Y el cristianismo es "fe en Jesús", no inventada por él, sino puesta en su boca.

En psicología, este problema se convierte constantemente en un obstáculo: las personas a menudo no ven la diferencia entre la fe y el conocimiento. Tomando las palabras y los principios de otras personas como una verdad inmutable, las personas renuncian a la necesidad de obtener su propia experiencia y se adentran en esa jungla, de la que ellos mismos ya no pueden salir. Cuanto más confía una persona en las opiniones y los ideales de otras personas, antes pierde el suelo bajo sus pies y se encuentra en el limbo: la vida se convierte en una abstracción completa, desprovista de gusto y color.

El cristianismo, tal como se formó, es solo una colección de leyendas y tradiciones sobre la vida de los santos. No hay poder en él, solo cuentos de hadas en él. Cualquier documento que atestigüe los grandes logros de la antigüedad son impresiones registradas de rumores, muchas veces alteradas de acuerdo con los requisitos del momento. Detrás de cada texto hay personas reales que siguieron sus objetivos y la situación actual.

Y, sin embargo, sobre la base de estas historias y cuentos, se ha construido un enorme concepto filosófico y ontológico, con la afirmación de que fue recibido de las manos del mismo Dios. Sin embargo, nada puede cambiar el hecho de que la base de la religión es la fe, no el conocimiento. La religión es creada e implantada por personas que, en el mejor de los casos, creen en Dios, sin embargo, no tienen ningún conocimiento propio sobre lo que es Dios y dónde buscarlo.

Aquí es necesario hacer una reserva de que en todo momento personas verdaderamente santas se reunieron en el seno de la iglesia cristiana. Los santos lo fueron no porque siguieron clara y desinteresadamente todos los postulados de la religión, sino porque hicieron la transición de la fe al conocimiento de Dios. Ya no creen, ahora lo saben. Y el hecho de que, al hablar de sus vivencias, utilicen terminología cristiana es solo una cuestión de costumbre y la necesidad de encontrar al menos algunas palabras para revelaciones indescriptibles.

El logro de tal estado no es un mérito de la enseñanza cristiana ni el resultado de una vida recta. La gente en todo el mundo llegó al mismo estado sin ninguna mediación de las enseñanzas religiosas. La iluminación, la restauración de la conexión con Dios es el resultado de la honestidad con uno mismo y de encontrar apoyo en el interior, en la propia experiencia psicológica, y no en las enseñanzas y reglas externas. El cristianismo afirma que solo los que lo obedezcan serán salvos y todos los demás serán castigados.

Entonces, entre la salvación del alma y los valores reales de la institución religiosa que conocemos hoy en día: el cristianismo, existe una enorme brecha. Y si, en sus mejores intenciones, la religión cristiana o católica realmente quiere ayudar a superar este abismo, en la práctica resulta todo lo contrario: solo obstaculiza la salvación del alma.

Presión psicológica del cristianismo. Cristianismo primitivo: El cristianismo no siempre fue una religión; en las etapas iniciales de su existencia fue una secta . No en el sentido negativo en el que se acostumbra usar esta palabra hoy, sino en su significado original, como una hermandad que ha adoptado su propia doctrina de fe separada. Habiendo roto con el judaísmo, el cristianismo primitivo era un misterio, una enseñanza sobre el despertar de las fuerzas espirituales y el logro de un estado superior del alma.

Como todos los demás misterios, el cristianismo primitivo fue una enseñanza práctica. No por fe, sino por un sistema de conocimiento práctico con su propio lenguaje y sus propias técnicas para despertar el alma del sueño. Y solo a aquellos que estaban preparados y dignos se les permitió este conocimiento místico. Revelar las sutilezas de las verdades espirituales a los profanos se consideraba peligroso, lo cual está maravillosamente ilustrado por la historia del mismo Jesús.

Más tarde, cuando el cristianismo comenzó a ganar más y más distribución, comenzaron a grabar a la fuerza su componente principal. Como misterio, la enseñanza cristiana tenía como objetivo lograr el mismo estado de ánimo en el que se encontraba Jesús. Pero ya varios siglos después de la muerte de Jesús, sólo quedaba del cristianismo original una fe castrada en el perdón y la salvación prometidos a los justos.

Cristo, como Buda, se diferenciaba de otras personas en sus acciones, y los cristianos desde el principio se diferenciaban de los demás solo en la fe.

En lugar de enseñar cómo lograr el reino del Señor en esta vida, el nuevo cristianismo ofreció relajarse y confiar en la iglesia; para salvar su alma, ahora era suficiente creer en Dios. El cristianismo ofreció queso gratis a aquellos a quienes, en los Misterios, no se les hubiera permitido acercarse al conocimiento sagrado. No es sorprendente que una religión tan conveniente ganara popularidad muy rápidamente.

Peligros del cristianismo mentiras

Filósofo griego Celso: … Los filósofos, llamando a la gente a otros Misterios, dicen: "Que se acerque el que tiene las manos limpias y las palabras sabias". Otros dicen: "Que se acerque el que está limpio, y cuya alma está libre de contaminación y que lleva una vida justa". Estas cosas las dicen aquellos que prometen que serás limpiado de los errores. Y ahora escuchemos a los que llaman a los misterios cristianos; ¿A quién llaman allí? A pecadores, necios y mendigos, todos son invitados al reino de Dios, todos los pobres serán aceptados allí. ¿No deberían también ser llamados pecadores, ladrones, salteadores, blasfemos, sepultureros? …

Celso no atacó a los primeros místicos cristianos, sino a las falsas formas de cristianismo que existían incluso entonces. Los ideales del cristianismo primitivo se basaban en los altos estándares morales de los Misterios paganos, y los primeros cristianos que se reunieron en Roma lo hicieron en los templos subterráneos de Mitra, de cuyo culto la iglesia moderna tomó prestado un sistema de gobierno que enfatizaba el papel del clero.

El lado místico original del cristianismo se conservó en las enseñanzas gnósticas, que eran el vínculo entre el cristianismo primitivo y los misterios más antiguos. Pero el gnosticismo pronto se declaró herejía y la iglesia hizo grandes esfuerzos para exterminarlo. Casi toda la evidencia documental fue destruida o quemada en la hoguera, y solo en 1945 en Egipto se descubrieron los textos gnósticos, abriendo una visión esotérica de la doctrina cristiana.

En otras religiones del mundo, también se observa una situación similar. El budismo y el hinduismo son las mismas instituciones sociales y estatales que el cristianismo. Pero, a diferencia de este último, en las religiones orientales no se rechazó el lado práctico de lograr un estado iluminado, sino que se separó en enseñanzas esotéricas independientes: Zen y Advaita. Lamentablemente, el cristianismo finalmente se convierte en un sistema de creencias profanas esotéricas.

El cristianismo en manos del estado: La historia del cristianismo como religión en toda regla comienza en el siglo IV d.C. El emperador romano Constantino reconoció el cristianismo en pie de igualdad con otras religiones extendidas en ese momento. Él mismo, sin embargo, siguió siendo pagano casi hasta su muerte y, según algunos informes, llevó un estilo de vida que ni siquiera era digno de un emperador, y mucho menos de un seguidor de Cristo.

A fines del mismo siglo, el emperador Teodosio I finalmente estableció el estatus de la religión estatal de Roma para el cristianismo. Y un poco más tarde, el paganismo fue oficialmente prohibido y comenzó la historia de conversión masiva y violenta de paganos a una nueva religión más conveniente para el imperio romano y manejable.

Es bastante obvio que el cristianismo recibió apoyo estatal no por su veracidad ni por el hecho de que los emperadores romanos encontraran en él consonancia con sus búsquedas espirituales. Desde el principio fue una cuestión sociopolítica.

Había que controlar a las masas y el cristianismo era perfecto para ello. Además, ya había recibido un amplio reconocimiento popular. El estado solo debía tomar las riendas del gobierno en sus propias manos y enviar el carro en la dirección correcta. La ventaja del cristianismo era también el hecho de que implicaba una jerarquía clara, lo que le permitía mantener bajo estricto control a toda la institución religiosa.

También es necesario decir sobre el origen de la Biblia, el documento principal de la religión cristiana. Para la época de Constantino, la Biblia ya había tomado la forma de dos partes que conocemos, y Constantino ayudó a fortalecer y difundir la enseñanza cristiana canónica al ordenar la producción de copias de la Biblia.

Como el cristianismo, la Biblia no surgió de la noche a la mañana. El texto de la Sagrada Escritura tomó forma durante siglos, pero también tomó su forma final en algún lugar del tercer o cuarto siglo de nuestra era.

Nadie escribió la Biblia. El grueso libro que nos es familiar es una colección de historias dispersas ordenadas en secuencia histórica y semántica. Los autores de estas leyendas son desconocidos para siempre: uno lo contó, el otro lo transmitió, el tercero lo anotó. Pero el último tuvo la mayor influencia: el que incluyó esta historia en el texto del Testamento.

La formación del texto canónico de la Biblia no se llevó a cabo por un decreto divino, sino por la voluntad de personas vivas específicas que tomaron una decisión sobre qué reconocer como verdad divina y qué considerar como una herejía peligrosa. La Biblia es el resultado de una selección consciente y deliberada de textos que agradarían a la iglesia naciente, y la exclusión de aquellos que cuestionan la necesidad misma de una iglesia.

La Biblia, con el estatus de verdad divina asignada, finalmente puso fin a los ideales y valores del cristianismo primitivo y completó la transición del conocimiento directo de Dios a la fe en él. Se esperaba el Reino, pero llegó la Iglesia.

Psicología esclava del cristianismo: ¿Recuerdas la fábula del zorro y las uvas verdes? Ilustra muy bien la formación y naturaleza de los valores cristianos. Este es un efecto psicológico bien conocido que ocurre en cada paso cuando una persona no puede conseguir lo que quiere, entonces se enfrenta a una elección: admitir su fracaso o dar un salto intelectual y devaluar lo que quiere por completo. Y dado que es muy desagradable enfrentar la verdad, siempre es más fácil llamar a las uvas verdes.

El sermón cristiano es toda una metodología, una verdadera escuela de seducción hacia la fe: desprecio fundamental y humillación de aquellos ámbitos de los que pueden surgir resistencias (razón, filosofía y sabiduría, duda y cautela); auto-glorificación desvergonzada y exaltación de la doctrina, recordándonos constantemente que nos fue dada por Dios mismo ... que nada en ella puede ser criticado, pero todo debe tomarse con fe ... y no debe ser aceptado de cualquier manera, sino en un estado de profunda humildad y gratitud ...

El cristianismo se difundió como religión de los débiles. Prometía una introducción al mundo de los valores espirituales, sin requerir ningún esfuerzo y preparación previa. Todos los que llegaron fueron "llevados" sin excepción al cristianismo, mientras creaban en ellos un sentido de su propia elección.

En otras palabras, el cristianismo se ha convertido en un medio de defensa psicológica para las masas frente a su propia insignificancia. Cuando una persona no puede confiar en sí misma y en su propia opinión, se ve obligada a idear reglas artificiales y seguirlas. Esta es la base de la moral cristiana en blanco y negro: su tarea es poner a los que son incapaces de autodeterminación en un establo.

Si viste la segunda parte de la película "Dogville" de Lars von Trier, entonces tienes una excelente ilustración de esto. Allí, los propios esclavos idearon un código según el cual sus amos los gobernaban. Primero, se muestra al espectador la crueldad de este conjunto de reglas, y todo termina con el hecho de que en libertad, sin reglas, los antiguos esclavos pierden la cabeza y conducen sus vidas a un callejón sin salida. Y resulta que el código, con toda su severidad, es realmente necesario cuando se trata de la psicología del esclavo.

Entonces, el cristianismo es el código de esclavos. Puede agilizar la existencia de una comunidad sin causar mucho daño psicológico, pero con una condición: si se trata de una comunidad de almas infantiles débiles que, sin la Ley, caen en la anarquía.

Ellos [los cristianos] han pervertido los valores al inventar ideales morales que, siempre que se les crea, convierten su debilidad en poder y su insignificancia en valor.

Para un alma débil, el cristianismo es atractivo por dos lados. Primero, contrariamente a sus propias instituciones, adula el orgullo, creando un sentido de pertenencia al mundo de lo divino, una especie de espiritualidad de feria. En segundo lugar, el mundo de los valores materiales, inalcanzable para un esclavo, el cristianismo lo declara vicioso y pecaminoso, lo devalúa.

Entonces surge un sentimiento de exclusividad propia, dulce para cualquier neurótico: “Soy débil y pobre sólo porque estoy por encima de los valores materiales. ¡Soy espiritual!" Resulta que la libertad, la fuerza y la confianza en uno mismo se deprecian por completo, y las cualidades de la psique infantil pasan a primer plano: humildad, duda, irresponsabilidad, autocompasión, disfrazada de alta espiritualidad.

Si todos los que te rodean se rebajan a tu nivel, como corderos, entonces puedes volverte fuerte entre los débiles: este es el objetivo y la lógica de la moral social cristiana.

Los diez mandamientos y la moral cristiana: Se cree que Moisés recibió estos mandamientos directamente de Dios. Incluso si no tomamos esto literalmente y asumimos que estamos hablando de una visión mística "ordinaria", entonces queda una pregunta fundamental: ¿Qué tienen que ver las palabras registradas en la Biblia moderna con lo que Moisés realmente recibió de Dios?

Los mandamientos que nos han llegado han pasado por toda una picadora de carne de factores distorsionantes. Primero, la naturaleza misma de las palabras es tal que no pueden expresar ningún conocimiento profundo. En segundo lugar, las veces que se han contado, los recuentos, las traducciones y las re-traducciones son el mecanismo de un teléfono averiado, cuando el narrador coloca los acentos a su gusto, dejando poca información original.

En tercer lugar, el factor político: en el texto final de la Biblia, los mandamientos se formularon de tal manera que mantuvieran la línea sociopolítica general de la nueva religión.

Entonces, ¿Puedes confiar en los mandamientos cristianos? ¿Realmente suenan la voz de Dios, o son solo las "buenas" intenciones del clero cristiano? Les remito al texto de los mandamientos, para no publicarlos aquí.

Mira, al menos la mitad de los mandamientos son actitudes puramente sociales. Reglas para una convivencia cómoda en la comunidad. Y la otra mitad defiende los intereses de la religión misma y juega a mantener las tradiciones existentes.

Si profundizas, puedes adivinar la base esotérica de los mandamientos individuales, pero pocas personas lo hacen. Por lo general, los mandamientos se entienden de frente, literalmente. Los creyentes más avanzados van más allá y comprenden los mandamientos de manera más amplia, pero esto tampoco cambia nada. La esencia sigue siendo la misma: los mandamientos son un lubricante para la máquina social, no una herramienta para salvar el alma.

Por cierto, un punto interesante. Los mandamientos son un sistema de prohibiciones . No te dicen qué hacer, solo qué no hacer. Este es un mandato de los padres que se deja a los niños que, de lo contrario, pondrán todo patas arriba. Tales prohibiciones son necesarias cuando no hay confianza en las personas, y esto nuevamente nos devuelve a la vieja lógica: un esclavo, al que se deja desatendido, comienza a hacer estragos. Por lo tanto, necesitamos un garrote de los mandamientos y la ira de Dios, que siempre colgaría en un lugar visible.

Así se forma y se fortalece el principal instrumento de presión social: la conciencia. Solo el cristianismo va más allá de la psicología ordinaria. La conciencia, dice, requiere una respuesta no para sí misma, no para los padres, sino para Dios. Pero no es el Sí mismo a lo que se refiere, lo que sería bastante razonable. El cristianismo requiere la observancia de los pactos que considera importantes por derecho propio.

Los sentimientos de culpa y el conflicto de conciencia son el don del cristianismo a la humanidad.

Aquí también funciona una trampa conocida. Si observas a una persona iluminada durante mucho tiempo, puedes rastrear algunos patrones de respuesta característicos. Por ejemplo, puedes notar que no quiere matar a nadie, que no busca cometer adulterio, no roba, no envidia, no miente … en general, lleva una vida recta.

Entonces podemos concluir que el punto está precisamente en observar estas simples reglas. No mates, no mientas, no robes, y todo estará bien, te convertirás en el mismo sujeto espiritual y feliz. Pero eso sería un gran error, porque aquí las causas y los efectos se invierten.

El primer lugar es siempre el nivel de desarrollo espiritual: es él quien da forma al comportamiento. Es imposible girar este mecanismo en la dirección opuesta. No importa cuánto pretenda ser un iluminado, la espiritualidad no aumentará a partir de esto, sino que incluso disminuirá.

Una persona iluminada no parece recta porque tiene suficiente firmeza y fuerza de voluntad para seguir todos los mandamientos concebibles. Y el pecador no se vuelve menos pecador porque, apretando los dientes, no se permite violar la ley establecida.

Un verdadero justo vive sin reglas en absoluto; ya no tiene la motivación que da lugar a acciones pecaminosas, por lo que parece un hombre justo. Pero al mismo tiempo, puede realizar acciones que son completamente incompatibles con los mandamientos cristianos, y esto todavía no será un pecado para él, porque Dios (el Ser) mismo está detrás de cada uno de sus actos.

Bueno, y un pecador es un pecador porque vive solo de acuerdo con las reglas, y por sí mismo no puede decidir por sí mismo qué es malo y qué es bueno. No importa cuánto lo intente, no importa lo que pretenda ser, mientras siga los mandamientos de otras personas, seguirá siendo un pecador. En palabras del apóstol Pablo: “Donde no hay ley, no hay crimen (Rom. 4:15) ... Porque aun antes de la ley, el pecado estaba en el mundo; pero el pecado no se imputa cuando no hay ley (Rom. 5:13) ".

Mitos y falsedades las mentiras del Cristianismo

Es fácil criticar el cristianismo en general, pero no debe subestimarse. Los problemas descritos aquí surgen en gran parte debido al hecho de que la mayoría de los creyentes son profanos, personas que toman todo demasiado literalmente y buscan en la religión respuestas a preguntas que deberían hacerse.

El cristianismo se convierte a menudo en refugio de las débiles almas infantiles, y por eso se compromete así a cada paso. Promete brindar beneficios espirituales a todos los que se unan a las filas de los creyentes. Y los que todavía están muy lejos del estado ilustrado creen en la salvación del alma sin ningún esfuerzo y, en general, en los "obsequios".

El crecimiento espiritual en todo momento exigió un tremendo coraje y esfuerzos exorbitantes, que pocas personas pueden manejar. Para realmente dar un paso en la dirección de la espiritualidad, es necesario volverse loco en cierto sentido: ¿Cuántos están listos para esto? Pero mucha gente quiere sumarse a la espiritualidad …

A pesar de que conocemos el cristianismo solo en una forma muy distorsionada, todavía es posible discernir en él rastros de esa sabiduría eterna, la Gnosis que fue revelada a los iniciados en los antiguos Misterios.

El mito clásico del nacimiento de un héroe, presentado en la tradición cristiana con los mismos símbolos e imágenes que en muchas otras culturas y religiones, enseña el despertar del alma del sueño. El camino de la vida de Jesús, tan colorido descrito en la Biblia, es un reflejo simbólico de la batalla entre la luz y la oscuridad que está ocurriendo en cada uno de nosotros desde el principio de la humanidad.

El cristianismo es más peligroso por su naturaleza categórica y su subordinación a los intereses de la sociedad. Digan lo que digan, pero la ilustración y los valores sociales siempre han estado y estarán en lados opuestos de las barricadas. En este conflicto de intereses, el cristianismo moderno cambia su propósito y elige el lado de la sociedad: se traiciona a sí mismo y a las personas que confiaban en él.

El cristianismo ya no lleva a las personas a su salvación, está demasiado ocupado salvándose a sí mismo.

Epílogo: Las ideas hermosas no llevan a una persona a la madurez y la sabiduría, es la madurez y la sabiduría las que son la fuente de las ideas hermosas.

Copyright Jesús Bonilla kundaliniyogapeligros.com

Ir Arriba

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Porqué es malo hacer yoga peligros para los cristianos

Kundaliniyogapeligros.com Mapa

Energía Kundalini síntomas

Kundalini yoga peligros

Historia del Kundalini Yoga

Despertar Kundalini Peligros

Dakini Tantra sadhana Dakinis

Despertar Kundalini Shakti

Cómo subir Serpiente Kundalini

Política de privacidad

Descargo de responsabilidad:
Este material sobre Yoga Kundalini se ha publicado únicamente con fines informativos. Practica siempre bajo la guía de un profesor certificado y experimentado de kundalini yoga antes de comenzar tu autoestudio. ¡Un funcionamiento incorrecto puede ser peligroso y dañar tu salud!